Blogia
"El Blogoximoron de Mijaíl"

Vida extraterrestre

Vida extraterrestre

 La vida extraterrestre ser complicada, pero peor que ser verde, es ser rojo.

 

 

Interneteando en lugar recóndito, saliéronme restos prehistóricos de noticias de la integración de "Nueva Izquierda" en el PSOE, allá por el recién estrenado siglo XX (1 de abril -aniversario del Día de la Victoria- de 2001).

 

Dios, ¿dónde estaba yo ese día?

 

 

López Garrido fue reelegido Secretario General, y Cristina Almeida, Presidenta del PDNI, con bastante división interna de opiniones (hasta el 32% votó en contra).

 

¿Comí carne, o pescado?

 

 

De notable recuerdo en la memoria es la noticia de las enormes y continuadas represiones y purgas que padecieron estas personas mientras estuvieron en el Partido Comunista, primero, e Izquierda Unida, después. Como bien reflejaban los medios de la empresa PRISA, por cuyas ondas y páginas (aún no tenían TV, ahora, sí), se vivía el día a día de su permanenecia en el archipiélago Gulag de la izquierda transformadora, y qué dura era la vida del demócrata en la caverna del Lenín y el Stalín, y de su alumno más preclaro y aventajado, el Anguitín. Qué dura era la convivencia con el rancio comunismo, qué intransigencia la de las momias de la Plaza Roja, la de los guerrileros de Aragón y Levante, la de los montañeros de la Pirenaica. Qué pesadilla eso de las asambleas, de rendir cuentas ante la militancia, y hasta ante los electores. Qué coñazo lo de la elaboración colectiva. Qué cerrazón de horizontes: insistir en lo de la contradicción capital-trabajo, las plusvalías y todos esos rollos de las luchas de clases, cuando se vislumbraba todo un mundo verde, ecológicamente sostenible, por explotar.

 

Lo que es seguro, es que no me afeité.

 

 

Vida extraterrestre. Eso eran estos chicos, y chicas. Todo el día saliendo de su planeta para explorar otros entornos, tal vez más favorables a su fisonomía, ergonomía, geometría neuronal. ¡Hasta que, oh, sorpresa!, el destino les llevó a la galaxia PSOE, en el sistema solar de los numerosos planetas de adscripción directa por el artículo treinta y tres: planeta Diputado estatal, planeta Diputada autonómica,  planeta Concejal, planeta Directora General de (...) Mas en el camino que les llevó a esos lugares, fueron perdiendo esa rebeldía juvenil, casi adolescente, de los verdaderos luchadores por la libertad. No más broncas, no más salidas tono en prensa, TV´s y radios. Silencio. Nueva vida, nueva existencia, y muy silenciosa, por cierto, porque fuera de los berias y pasionarios, todo es bueno, justo, democrático, plural, consensual, como bien sabían los alemanes inversores que lo reinventaron cuando la transición necesitaba el partido socialdemocráta que, ni por tradición, ni por historia, necesitaba este país demominado Reino de España.

 

Cinco años y medio; jo, cuánto tiempo, ¿no?

 

 

Y esa miríada de extraterrestres se difuminó entre los que ya vivían antes allí. Se mimetizaron. Abandonaron costumbres ancestrales, hasta hubo alguna lobotomía de urgencia porque la memoria en algunos casos no flaqueaba, a su pesar. Culminaron su trabajo con éxito:  colaborar a torpedear desde dentro a la izquierda alternativa que ponía en peligro el bipartidismo buscado, necesario para que todo fuera como está yendo. Colaboraron en esta tarea, y se les recompensó adecuadamente. Negocio redondo fue: subió la bolsa, y todo.

 

¡Ya sé, me estaba renovando el carné!

 

 

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

B. -

(tras la caída de la URSS)\"Para los cubanos, el socialismo dejaba de ser rojo y volvía a ser verde. Verde olivo como el ejército rebelde y como los cañaverales de la isla\"
Yo ese día, curiosamente, estaba visitando el guorltreizenter. De no ser por las víctimas, no sé por qué se enfandan tanto; tampoco era nada del otro mundo, aunque nos sintieramos marcianos al verlo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

B. -

:o))

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres